dolor lumbar ( lumbalgia )

Puede resultar totalmente invalidante !!!

No podemos caminar erguidos, nuestra pelvis está inflamada e incluso puede que nos cueste respirar.

Es posible que al cabo de unos días, el dolor y la tensión se vayan extendiendo al resto de la espalda (compensación que hace el cuerpo para mantenerse lo más vertical posible, y para intentar soportar el dolor.

Ese dolor también puede irse hacia las piernas.

Recuerdo cuando apenas hacia una semana que trabajaba en el Centro de mi padre.

Entró una chica joven con la espalda totalmente horizontal. Parecía una mesa !!

  • Me quedé impresionada y pensé…Ay madre qué vamos a hacer !!

Montse llevaba tres semanas con antiinflamatorios y haciendo reposo, sin practicamente mejoría. Su cara era un poema, como puedes imaginar.

  • Tumbamos a Montse en una camilla. La colocamos boca arriba con las piernas dobladas sobre un soporte (imagina encima de una silla ). Gritaba de dolor !!
  • Le pusimos un cojín debajo del cráneo y le pedimos que dejara descansar sus brazos encima de la camilla.

Montse decía : me duele !! Tengo miedo !!

  • Las manos de mi padre la tocaban suavemente, intentando calmarla. Le repetía que intentara respirar, despacio, sin miedo. Aquí no puede pasarte nada malo!!! Respira, despacio, suelta el aire…

De pronto mi padre dijo : Quédate con ella !!

  • Teníamos un saquíto de arena y se lo puse encima del abdomen. Le pedí que respirara por el abdomen y que al sacar el aire dejara que su barriga se hundiera hacia su columna lumbar, sin apretar, soltando…
  • Yo respiraba con ella y eso le facilitaba respirar.

Estuve con ella más de una hora. Le tocaba la cara, los hombros, el esternón, suavemente…

De pronto apareció mi padre y preguntó : ¿Qué tal ?. Montse  dijo : Mejor puedo respirar y no tengo

miedo…

  • Creo que saldrás de aquí con dolor pero andando recta (vertical), dijo mi padre y de nuevo se fué.

Eso es imposible !!, dijo Montse.

Roser tu crees que me pondré bien? Seguro le respondí, pero eso no es inmediato.

La levanté de la camilla sin que tuviera que hacer ninguna fuerza. La tuve sentada unos minutos… Le dije…

  • Intenta levantarte muy despacio con las piernas un poco dobladas y respira…

Esto es un milagro !! No, le respondí. Simplemente soltaste un poco tus músculos.

  • Mañana debes volver y seguiremos el tratamiento.

Desde luego vendré las veces que haga falta!!!

  • Su cara era otra. Su dolor fuerte. Su esperanza enorme.
  • La levanté de la camilla sin que tuviera que hacer ninguna fuerza.La tuve sentada unos minutos…le dije…
  • Intenta levantarte muy despacio con las piernas un poco dobladas y respira…
  • Se fue poniendo de pie lentamente. Sentía dolor pero se colocó totalmente erguida.
  • Se fue poniendo de pie lentamente. Sentía dolor pero se colocó totalmente erguida.
  • Esto es un milagro !!. No , le respondí. Simplemente soltaste un poco tus músculos.

permitirle estar mal hasta el extremo de no poder seguir su vida normal.

Mañana debes volver y seguiremos el tratamiento

  • Desde luego vendré las veces que haga falta !!!

Su cara era otra. Su dolor fuerte. Su esperanza enorme.

Me sentí bien después de aquello. Ayudé a alguien de forma sencilla pero efectiva.

Montse después de nuestros consejos, jamás se ha quedado clavada como una mesa.

Cuando nota el primer síntoma sabe lo que debe hacer.

conoce su cuerpo, lo siente, y tiene las herramientas para cuidarlo y no permitirle estar mal hasta el extremo de no poder seguir su vida normal.

EMAIL NEWSLETTER

Inscríbete a mi Newsletter para estar al dia de los últimos posts, videos y publicaciones sobre Microgimnasia!
* = campo obligatorio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *